19.04.2013

Tacto superficial en 3D

Fotografía cortesía del doctor Wirth.

Flujo de trabajo 3D de hapticCELL.

Janoschka ha diseñado un sistema integrado para reproducir estructuras táctiles y semitáctiles. Mediante la combinación de los últimos avances en láser directo, topografía y creación de prototipos rápidos en 3D, se consigue dar una dimensión totalmente nueva a los productos.

El nuevo sistema para el sector de la impresión y la decoración se desarrolla en el Janoschka Innovation Center de Sächsische Walzengravur/SWG, en Frankenberg (Alemania), en estrecha colaboración con el Instituto de Impresión, Procesamiento y Embalaje iP de Leipzig (Alemania) y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Leipzig, HTWK.

La tecnología se basa en un nuevo flujo de trabajo para impresión y gofrado desarrollado por SWG que utiliza datos digitales en 3D (hapticCELL). Una serie de datos de impresión congruentes, con una impresión espacial, se combinan con datos de gofrado tridimensionales en alta definición, fortaleciendo la percepción visual del gofrado por un lado y ofreciendo un aspecto más real a los datos impresos por el otro lado.

Por separado, un programa informático y un sistema topográfico generan los datos para el gofrado y el color, y luego se montan para formar una imagen. Así, el efecto espacial de la imagen coincide con el del original. Además, la gran calidad del efecto tridimensional que se obtiene permite aplicar el proceso también a la impresión de pruebas. A continuación, los datos pueden usarse para crear superficies táctiles con gran facilidad. Esta innovadora combinación de prototipado rápido e impresión en 3D permite probar y evaluar las propiedades táctiles y ópticas de los nuevos envases y las nuevas decoraciones en las primeras fases del proceso de diseño. El ahorro de tiempo y de costes, así como las ventajas para el mercado, son enormes. Asimismo, los datos sirven para fabricar formas de impresión y gofrado.

Los cilindros de gofrado y huecograbado se producen con las últimas tecnologías de láser directo. Un haz láser de unos 1/100 mm de diámetro transfiere los datos directamente a la superficie del rodillo de gofrado. La intensidad del láser puede regularse minuciosamente, de modo que los diseños pueden reproducirse con fidelidad en sus tres estructuras dimensionales. Este proceso integrado, en constante desarrollo y perfeccionamiento, viene avalado por diversos estudios académicos del iP3 de Leipzig.

El objetivo de la tecnología es transferir la alta resolución de grabado y el grado de detalle de los datos a distintos soportes (cartón, láminas, etc.) sin que haya pérdida de información.

Para obtener más información, póngase en contacto con el doctor Lutz Engisch, director de innovación de Janoschka.


Related News


No existen noticias en esta lista.